Blog de Manolo de la Torre


Entrenador de fútbol, ha ejercido la profesión 19 temporadas. Escritor en periódicos,
ha publicado una columna diaria, durante dos décadas, en tres periódicos ceutíes.

Mi Slideshow

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Jesús Bea, Suso

Nacido en Portonovo (Pontevedra). Futbolista. Jugó en el Orense, Pontevedra, Sevilla, Alavés, Lorca y Agrupación Deportiva Ceuta. Recomendé su fichaje en cuanto supe que quería dejar el Lorca. Llegó a Ceuta en la temporada 82-83. Y debo decir que su contratación fue un acierto en todos los sentidos. Su rendimiento en el campo fue incluso superior al que pensábamos que podía ofrecernos. Marcó 12 goles, siendo defensa central. También fue fundamental como consejero de todos los jugadores de la plantilla y sobre todo de los más jóvenes. Resultó ser, además, de una ayuda impagable para mí.

Suso Bea, sobrenombre por el cual era harto conocido, venía haciéndose a la idea de dejar el fútbol; pero, dado el buen rendimiento que aún ofrecía y el buen estado físico que mostraba,  iba aplazando la decisión para satisfacción de quienes teníamos la suerte de contar con él. Pronto descubrí que sufría muchísimo cuando le tocaba marcar a un delantero centro flotante. O falso, como se le viene llamando desde hace tiempo.

Hablé con él del problema e, inmediatamente, dio muestras evidentes de querer corregir un defecto que se había hecho ya crónico. Y es que el primer paso que dio es reconocer una forma de proceder en el campo que no le convenía por más que aun así su rendimiento fuera siempre notable. Tan notable como fue atender a mi atención cuando venía de vuelta, como jugador, de casi todo.

Trabajó duramente en la pretemporada. En la cual practicó los marcajes a compañeros que basculaban hacia  los lados y arrancaban desde posiciones atrasadas. Y fue superando la prueba con enorme voluntad, siendo como era un futbolista veterano y curtido en escenarios de más categoría. Nunca un gesto desagradable y sí una permanente sonrisa cuando lo obligaban a salir fuera de su rincón de seguridad en el campo.

La primera prueba importante fue en un  Trofeo celebrado en  Ceuta, con equipos como el Dukla Praga y el Atlético Madrid. En el equipo rojiblanco, entrenado por Luis Aragonés, Hugo Sánchez era un verdadero tormento para sus marcadores. Se desmarcaba el mejicano hacia la izquierda, tratando de ocupar el espacio libre que le creaba Rubio y también solía bajar a enlazar con los volantes para llegar combinando con ellos hasta el área, dejando a los centrales en posición más que incómoda.

Aquella noche, la Agrupación Deportiva Ceuta empató a cero con el formidable equipo entrenado por Aragonés y Suso se impuso a Hugo Sánchez. Luis Aragonés, acabado el partido, me dijo que nunca antes había visto a Bea jugar con semejante eficacia y sentido táctico. Bea -tomando una copa esa noche en El Britania- me dijo lo siguiente: de haber yo jugado así, antes de llegar aquí, no me cabe la menor duda de que habría sido internacional muchas veces. Gran tipo, pues,  mi siempre estimado Jesús Bea, Suso


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta mis escritos ,pero desde el respeto.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.