Blog de Manolo de la Torre


Entrenador de fútbol, ha ejercido la profesión 19 temporadas. Escritor en periódicos,
ha publicado una columna diaria, durante dos décadas, en tres periódicos ceutíes.

Mi Slideshow

miércoles, 20 de marzo de 2019

Carlos Rontomé y Yolanda Bel

La imprudencia de Carlos Rontomé fue el título del artículo que escribí yo -en abril de 2017- de quien además de ser vicesecretario del Partido Popular de Ceuta es, en estos momentos, coordinador de las campañas electorales que se avecinan: es decir, generales y municipales. Y lo hice porque nuestro hombre declaró que su ingreso en el PP se debía a la amistad que le unía a Yolanda Bel: secretaria general. Aunque a renglón seguido dijo que no iba a ser un palmero. A mí se me presentó la oportunidad de comprobar lo mal que sentaron sus palabras, entonces, entre militantes que llevaban la tira de tiempo esperando ser elegidos para un puesto relevante.  

Jamás había cruzado yo una palabra con CR; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología. Amén de ser especialista en otros saberes. No obstante, por su manera de hablar, comprendí que estaba ante alguien que respiraba aires similares a aquellos intelectuales o cabezas de huevo, tipo Arthur Schlesinger, que estuvieron al lado de Kennedy en aquel famoso tiempo norteamericano. De hecho, nuestro hombre quería ser tenido, mayormente por politólogo. Y me hice la siguiente pregunta: ¿cómo es posible que un profesional que investiga la realidad social y política que le rodea no sepa que su valedora, la secretaria general, está sumando, a cada paso, enemigos en el partido?

Juan Bravo sí que lo vio muy pronto. Puesto que siempre estuvo al tanto de cómo a la secretaria general la candidatura de Pablo Casado a la presidencia del Gobierno le causaba distonía neurovegetativa. Estado nervioso que llegaba a descomponerla en bastantes ocasiones. Y el señor Casado tomó nota de que no era bienquisto por la señora Bel. Alguien podría decirme, y con razón, que tampoco Juan Vivas pensó en Casado como sustituto de Mariano Rajoy. Pero entre Yolanda y Vivas media un abismo de intereses. Y me explico: en Madrid saben perfectamente que JV está ya en el ocaso de su vida política. Pero prefieren que él lo reconozca y se dé el piro. Lo cual sería siempre mejor que sustituirlo como candidato y que, ante un fracaso en las urnas de su sucesor, saliera crecido del envite. En cambio, YB es prescindible.

Además me consta, pues se me presentó la oportunidad de estar en el sitio justo y a la hora justa, que las personas afines a Emilio Carreira -tan leales como agradecidas- no pueden ver al coordinador de la campaña electoral del PP -en Ceuta- ni en pintura. Ni tampoco a quien hizo todo lo posible para que Carlos Rontomé ingresara en el partido mediante la promesa de que muy pronto gozaría de poder. Si bien no creo que Vivas y Rontomé se atrevan a dejar al señor Carreira en la estacada.

Entretanto, Juan Bravo Baena espera con verdadero interés en su retiro sevillano, donde ejerce como Consejero de Hacienda, Industria y Energía de la Junta de Andalucía, el resultado de las urnas en Ceuta. Puesto que no deja de ser persona muy valorada en la sede de la calle Génova. Y sobre todo porque sabe que goza del beneplácito de Pablo Casado para presidir cuanto antes el PP de Ceuta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta mis escritos ,pero desde el respeto.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.